Debe ser sexy

May 18, 2007 — 3 Comments

Traducción de un artículo “Sexiness a must for today’s lady singers” por Nekesa Mumbi Moody. (link aquí)

Ella fue un “gran talento,” una joven cantante con maravillosa voz que escribió bellas canciones. Pero no era una belleza, además era plana y tenía sobrepeso para empeorar las cosas.

Recordando a la estrella aspirante, la ejecutiva musical, Jody Gerson sigue sintiéndose terrible de pensar: “Nunca encontrará disquera, a pesar de ser fabulosa.”

Gerson podrá sentirse aún peor después de la salida de la noche del miércoles de Melinda Doolittle de “American Idol.” En la industria musical de hoy, las chicas del montón no necesitan presentarse. Sex appeal fue una vez considerado un bonus en una mujer, ahora es prácticamente un requerimiento.


Doolittle y la pesadita con espacio entre los dientes, LaKisha Jones, fueron consideradas las más talentosas concursantes en “Idol” esta temporada. Sin embargo ambas fueron eliminadas de los cuatro finalistas a favor de Blake Lewis, quien vuelve locas a las adolescentes, y la peli-larga de 17 años Jordin Sparks.

Un rápido vistazo al Billboard Top 40 nos muestra una lista de candidatas para “America’s Top Model”: Avril Lavigne, la rubi-linda Carrie Underwood; la corpulenta pero aún sexy Ciara, la fashionista Gwen Stefani y Shakira la de las caderas que se mueven (en una canción junto al traserito Beyonce).

Las únicas dos en el Top 40 que pueden no ser consideradas 10 perfectos: Pink, quien es también esbelta y bastante agradable a la vista; y la multiplatino ganadora del Grammy, Kelly Clarkson, quien salió adelante solo por ganar la elección democrática de “American Idol.”

Cuándo le preguntaron si una cantante con sex appeal y looks promedio podían tener un contrato de grabación, Gretchen Wilson respondió rápidamente: “No pueden.”

“Creo que muy pocas lo lograrán y es mejor que sean asombrosas,” Wilson dijo en una entrevista. “La música ya no es sólo sobre música, es acerca del look, el “factor” si deseas… es marketing.”

Es verdad, el look siempre ha sido parte del negocio de la música: Diana Ross interpretó una modelo en la película “Mahogany,” Marianne Faithfull fue considerada una belleza, las piernas de Tina Turner fueron parte de su sex appeal, Olivia Newton-John fue la linda chica de al lado, y Stevie Nicks alborotó a los jóvenes adolescentes con más que solo su guitarra.

Pero también hubo estrellas como la gordita Janis Joplin, la del pelo despampanante y Barbra Streisand, quién desafió los estándares de belleza con su sobresaliente nariz. Inclusive Aretha Franklin, toda llena de curvas, era más conocida por su única voz.

Hoy en día, es difícil encontrar una cantante que use tallas más grandes que la talla 6 y sin look sexy – factores que son utilizados en sensuales videos musicales, spreads de modelaje y provocativas portadas de revistas. Lavigne, quien alguna vez se burlaba de cantantes que se desnudaban para las cámaras, sale en la portada del nuevo número de Blender topless, sin contar el banner estratégicamente ubicado que dice “Hell Yeah, I’m Hot!” (Oh Si, Soy Sexy!)

El hit reality show “Pussycat Dolls Present: The Search for the Next Doll” es un buen ejemplo. Al tratar de encontrar un remplazo para la actual líder, la impactante Nicole Scherzinger, el panel de jueces – que incluye la cosméticamente mejorada rapera Lil’ Kim – habló de cualidades vocales. Pero mientras unas cuantas concursantes tenía buenas voces, todas ellas eran tonificadas y sexy, y el enfoque fue en sus habilidades de baile y su total “grado de deseo,” que es esperado del grupo responsable por “Don’t Cha” (como en, “don’t cha wish your girlfriend was hot like me?” que significa “no desearías que tu chica sea tan sexy como yo?”).

Incluso las cantantes que son elogiadas por sus talentos son hermosas, como Alicia Keys, Corinne Bailey Rae o Norah Jones. Y aunque, la aclamada críticamente, Amy Winehouse no gané ni un concurso de belleza, sus canciones exuden sexualidad cruda que le dan el “factor.”

Dolly Parton, cuya figura pechugona a veces ensombrecía su talento como canta-autora, dijo que ser “una mujer de buena apariencia ciertamente no hace daño si estás tratando de lograrlo.”

“Pero me gustaría creer que el verdadero talento asombroso y puro saldrá adelante a pesar de todo,” la leyenda del country dijo en una entrevista. “Pero ciertamente en la música de hoy en día, mientras mejor te veas, más rápido lograrás un contrato.”

“Es toda una pena que la gente tenga que juzgar el verdadero talento por medio de la apariencia.”

Gerson dice que la manera en que las artistas se ven, refleja nuestra sociedad, dónde las mujeres son constantemente juzgadas por sus apariencias y sexualidad. Pero también dice que refleja la manera en que escuchamos música en estos días – o cómo no lo hacemos.

“Se deben ver sexy en esos videos,” dice Gerson, a quien se le acredita haber ayudado a descubrir a Alicia Keys, entre otras, y ahora es vice-presidente ejecutiva de la división Creativa americana de EMI Music Publishing.

“En los días de Aretha Franklin, la gente veía a Aretha tal vez un par de veces al año,” “pero uno escucha una grabación sin visuales. No lo veías. Todo hoy en día, lo ves.”

Gerson también concuerda con Wilson acerca del factor del marketing. Con ganancias y presupuestos disminuidos, los sellos de grabación tratan de maximizar la exposición del artista con contratos de ropa, contratos de cosméticos, papeles en películas y gigs de modelaje.

“Cuántos tratos publicitarios tiene Beyonce? Crees que es porque es la persona más talentosa del mundo o crees que es porque es despampanante? Creo que es talentosa, pero también despampanante,” Gerson dice. “Creo que necesitas el paquete completo.”

Y esa noción, de acuerdo a Wilson, “totalmente apesta.”

“Mis cantantes favoritas en el mundo fueron Patsy Cline y Loretta Lynn, y Patsy fue una mujer grande, y Loretta – ella nunca fue una supermodelo, pero fueron grandes voces en la música country, y cambiaron vidas y lograron una diferencia,” dice Wilson, que a pesar de ser considerada sexy, siente que no encaja en los estándares de belleza de hoy en día.

Donde se encuentran las Patsy Clines en estos días? La mayoría de veces en pequeños sellos underground, que ponen mas énfasis en el talento. Y con el traspaso de competencia a las regiones autónomas de la industria musical de hoy en día, los sellos pequeños serían la mejor opción para el éxito para una mujer que no encaja en el molde de belleza de una Barbie.

Entonces cómo aconsejará Gerson a las cantantes planas, con sobrepeso, sorprendentemente talentosas, que quieran seguir sus sueño? Que saquen su propia música y lo promocionen en la Web.

“Tan lejos como hayamos llegado como mujeres,” Gerson preguntó, “a dónde hemos llegado realmente?”

3 responses to Debe ser sexy

  1. Estoy de acuerdo contigo, ahora es mas negocio que talento, por eso hay muchas personas frustradas que no tienen oportunidad en la actualidad porque lo ven de otra manera, pero con la tecnologia de la web, seria una buena opcion de progresar por si sola y cuando llegue el momento demostrar que es mas que eso, peso bruto.

  2. Tambien puedes poner en la lista a KT Tunstall, y su problema para conseguir un contrato de canta-autora de mas de 21.

  3. You should probably all check the link to this comment on a previous post HERE ;)

Leave a Reply